Brihuega y la lavanda

Brihuega es un ejemplo de pueblo que ha sabido encontrar un camino. Un cultivo ha salvado un pueblo, aunque no parece suficiente

Tres parecen las alternativas capaces de salvar a un pueblo de la despoblación: la agricultura y ganadería ecológica, el turismo rural y la generación de energía. Brihuega parece haber fichado por la segunda de estas alternativas, de la mano de curiosamente de la agricultura. Con belleza como pueblo indiscituble y con una carga histórica también indiscutible, la puesta en valor de todo ello ha venido de la mano de un cultivo poco habitual: la lavanda

Last modified onSábado, 12 Octubre 2019 02:52
(0 votes)
Read 38 times

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.